viernes, 13 de marzo de 2009

Siempre

Quiero volver a ser el árbol grande de corteza dura
que el viento no me arraze si no sea solamente suspiros para mi cuerpo vegetal.

Quiero que el mar no erosione mis pies de piedra
no convertirme en arena.
Seguir siendo el pilar igneo por cientos de siglos. 

Temprano aún puedo ver que no me he ahogado, 
salvada de tus rojos tentáculos, de tu verdor frutal.

Lavarme en el mar no será opción, 
pero los lagos interiores muestran un gran potencial. 

2 comentarios:

Espérame en Siberia dijo...

Me uno a los fans de Fierita.
Pues eso.

dala dijo...

A huevo. Esta de huevos tu poema, me encanta.

Marina.