miércoles, 21 de septiembre de 2011

Manejo con la licencia vencida

Como ya sabrán algunos de mis lectores; el pasado 10 de septiembre de 2011 celebré con gran alegría en compañia de mi familia y amordelavida las 21 vueltas que le he dado al Sol. Resulta que después del paraíso de cambios y mejoras en las que se vió sumida la Ciudad de México con la ascensión de Peje poder, vino Marcelo a limitarnos con su codicia y nulo sentido del humor. Entre otros beneficios, fue suprimida para la población de la metrópoli la permanencia de la licencia de conducir. Todo esto pasó como 1 mes antes de que yo cumpliera mis dieciocho añitos, así que cuando llegué a sacarla a MEGA en oficina de administración tributaria me dijeron: Recuerda que cuando cumplas 21 años vas a tener que volver a pagar... Sonaba tan lejano como en la película de la Bella Durmiente, pero heme aquí, con 21 años y sin destino claro. Como ahora viajo a un lugar lejano a diario, no es necesario sacar a Baby Lancha del estacionamiento con frecuencia, sin embargo en ocasiones tengo que realizar contadas (mas no menos interesantes) expediciones por la selva de asfalto. Es entonces cuando con gran impaciencia y a veces hasta miedo, voy buscando a mis cazadores por el espejo retrovisor; los veo a veces y escapo de forma casual, trato de pasar desapercibida en los altos y distraida cuando alguno me indica apearme ... Es impresionante el sentimiento de triunfo que siento cuando al dejarlos en el alto pienso: me la pelas policiadetránsito. Muy chafa, porque en el peor de los casos me pondrían una multa... Sin embargo el sentimiento inigualable de retar a la cotidianeidad de la vida es lo que me motiva a : MANEJAR CON LICENCIA VENCIDA. Imaginen ahora a los animales que cruzan el lago incipiente en el lluvioso verano africano en busca de verdes pastos (el típico ñú o similar que es devorado por cocodrilo grande), él no puede pagar multa ... él neta se la pela ... Serán los años que no vienen solos Los años no se recuperan El espacio erroneamente ocupado en el disco duro de la memoria, no se borra. LOS ERRORES DE LA JUVENTUD NO SON ERRORES ES ERROR CONSIDERAR ERROR EL ERROR DE LA JUVENTUD, Es ahí donde telapelastebiendurísimo...

1 comentario:

Olac Fuentes Zueck dijo...

No ma, si me la pele bien duro al final.